20 de abril de 2014

Concurso!!! aquí están los escritos:3

Hola chicos :3 bien... prepárense que esta sera una entrada largaaaa :P xd Hola ya he leído sus escritos y estoy triste porque solo he recibido 3 :P o 4... no recuerdo... bueno, aquí están(pronto abro las encuestas :):
Escrito 1, concursante 1
autor: +pato ramirez
Titulo: No especificado
escrito:
Mi nombre es Diana, vivo en un pequeño municipio de México, me encuentro en el primer grado de secundaria, hoy será mi primer día, desde sexto grado, he sido una repudiada. Dado que casi no hablo y no conozco mucho de los gustos de mis “amigas”, mi verdadera pasión es la música, y dedique mi año de sexto a aprender a cantar y tocar batería, guitarra, bajo y mi mas gustoso instrumento el piano.
He revisado mi mochila, llevo todo lo necesario, salgo de la casa y me encuentro con mi madre que me espera en el coche, cuando subo me la paso todo el camino viendo las pocas estrellas que aún quedan en el cielo oscuro.


Llegue al instituto, soy una de las primeras en llegar al salón. Saludo a mis amigas, que esbozan sonrisas forzadas cuando me acerco a ellas. Pasan las primeras cuatro horas de clase y salimos a receso. Alrededor del pequeño jardín que separa las secciones de la escuela va caminando un chico de cabellos rubios, piel blanca y buen cuerpo. Mi amiga Jessy dice:
-Lo aparto es mío- dice esbozando una sonrisa coqueta.
La verdad es que mi amiga Jessy es muy guapa, es una chica esbelta de pelos oscuros, piel blanca y pequeñas pecas debajo de las mejillas. Por otro lado, yo soy un poco baja de estatura, cabellos castaños, casi color caramelo y piel un poco bronceada.
Tras las próximas semanas mi amiga Jessy se hizo amiga del chico el cual resulto llamarse Anuhar. Todas las chicas babeaban por él y todas envidiábamos a Jessy. Un día ella llego muy emocionada. Ella y yo habíamos comenzado a ser amigas, e incluso nos contábamos secretos de los chicos que nos interesaban, etc.
-¡Diana! ¿Adivina qué?- Yo solo la mire fijamente y abrí mucho los ojos- ¡Anuhar me ha pedido que sea su novia!
Todo mi mundo se vino abajo, una cosa peor que no lograr estar a su alcance, era verlo con alguien más. Las siguientes dos semanas estuvo llena de recreos en los que Anuhar y Jessy estaban juntos en recreo. Esa tarde ella llego algo triste y me abrazo.
-He cortado a Anuhar.
Mi respiración se entrecorto, ya que nunca pensé que eso pasaría, ambos se veían tan bien juntos, debo admitirlo. La siguiente hora me la pase entre lágrimas y pañuelos. Pero la realidad era que ella lo había hecho por una estupidez, lo había hecho porque otro chico la había invitado a salir, y este le gustaba más.
Varios meses después, la convocatoria del coro de la escuela llego a todos los salones. Casi todas las chicas del salón alzamos las manos, cuando pidieron voluntarios. Pero con el simple fin de perder clases.
En uno de los primeros ensayos mi amiga Pricila y yo estábamos platicando cuando ella sugirió ir con su amigo Marco. Fuimos hasta él, pero yo no me había dado cuenta de que Anuhar estaba con él, inmediatamente voltee a las ventanas de vidrio del salón y note que tenía buen aspecto. Además mis labios estabas rojos por una paleta que había devorado antes del ensayo.
Cuando nos acercamos, ambos voltearon la vista hacia nosotras, Anuhar se levanto y me dejo su lugar, Marco lo imito y Pricila y yo nos sentamos en los bancos de ambos chicos. Anuhar se sentó en el piso junto a mí y comenzamos a charlar.
-Hola
-Hola
-¿Cuál es tu nombre?
-Diana
-Yo soy Anuhar, Tú eres amiga de Jessy ¿Verdad?
-Sí, no estoy segura de de ser su mejor amiga, pero si, supongo que somos buenas amigas. Y tú eras su…- Dejo la frase al aire.
-Sí, yo era su novio, pero creo que no funciono lo nuestro, y he oído que ella ya sale con otro chico.
Pasamos todo el ensayo charlando y riendo y él me pidió que pasáramos el receso junto. Así lo hicimos, y la pasamos riendo.
Llego la hora de la salida, para esperar a la llegada de nuestros padres, había un pequeño escalón bajo una carpa, en el cual todos nos tumbábamos sobre nuestras mochilas. Salí del salón y me lo encontré de camino a la carpa. Me separe de mis amigas y él me recibió con un abrazo, lo cual hizo que las mariposas inundaran mi estomago. El me tomo la mano y tiro de mí para ganar un lugar en la carpa. Llegamos y él me tomo de la cintura haciendo que callera sobre mi mochila, muy pegada a él.
Llegaron por él, pero no sin antes me pregunto mi face, lo escribí en su muñeca con lapicero rojo y a propósito deje un corazón al lado. Me dio un beso en la mejilla, y cuando lo vi correr a su carro, note que había dejado un pequeño beso rojo marcado en su mejilla.
Mi madre llego por mí, y la ignore por completo, cuando llegue a casa. Me cambie de ropa y baje a jugar con mi perro. Comí y subí a mi cuarto a hurtadillas de mi madre, ya que mis padres no me permiten tener face, por todas aquellas tonterías de la inseguridad. Entre a mi cuarto y me encontré a mi hermana jugando con sus juguetes. Abrí la computadora y comencé a hacer la tarea.
Para las cinco de la tarde me conecte, me tope con que no estaba conectado. Me decepcione un poco, pero seguí y me puse a charlar con mi mejor amigo tacko, llamado así porque su apellido era Stack.
El y Anuhar eran amigos y ambos tenían orígenes de Alemania. Después de unos minutos me aburrí de FB, y me quede dormida en el escritorio, hasta que escuche el pequeño timbre de mensajes. Me desperté y note que era él, una sonrisa se ilumino en mi rostro.
Hola
Holi
¿Qué haces?
Dormir y tarea ¿Y tú?
Tarea ¿Te desperté?
No jaja… estaba aquí de modorra
¿Qué crees?
¿Qué?
Mi madre me ha preguntado por el pequeño beso que me marcaste
Lo siento :&
Jaja… ella comienza a creer que tengo novia J
Seguimos hablando y aprendí mucho de el así como el de mi. Aprendí que ama las motos, en especial Harley Davidson, le gusta dibujar, la historia, y muchas cosas más.
El concurso para el cual ensayábamos, era un viernes de octubre, pero él no estaría, iba a salir del estado. A una convención de Harley Davidson, gracias a su cumpleaños, que se presentaría el domingo, ese día era jueves, y yo estaba dispuesta a preguntarle sobre la chica que el amaba.
Nos vimos en recreo, y en la clase de deportes que era la ultima hora, ambos habíamos acordado estar en la misma actividad, bascketball aunque yo nunca hacia nada. Pues yo tenía indicios de asma, el también los tenia, pero eran menos avanzados.
Ese día decidí jugar, ya que mi padre era bueno en bascket, para mí era natural y era buena siendo defensa, al terminar el juego, nos fuimos hacia los garrafones, yo tome un cono y lo llene con agua, de repente, sentí una oleada de frio en la espalda, cuando me voltee note que el tenia un cono vacio en la mano y una sonrisa picara, tome mi cono y se lo lance, se mojo gran parte del pecho. Corrí hacia la carpa, pero no logre llegar, porque me tomo por la cintura y me cargo como si fuera un costal. Me reí como loca, y cuando me bajo, estábamos en el área de espiro, el tomo uno y comenzó a dar vueltas alrededor del. Decidí que era la hora de preguntar.
-¿Quién te gusta?
-Nadie- Mi corazón estuvo a punto de romperse por la mitad, pero decidí volver a intentarlo.
-¿Por favor?
-Está bien- Contuve la respiración esperando que fuera yo.- Fer- Esta vez mi corazón se partió a la mitad, pero lo único que pude decir fue:
-¿De verdad?
-Si- me miro un poco apenado.
-¿Quieres que le diga?
-Claro
Fui hacia Fer y se lo dije, ella me miro con cierta cara de extrañes, pero a ella le gustaba otro chico en ese momento. Jessi estaba ahí, y se mostro entusiasmada.
Ese fin de semana, me la pase pensando en el y su gusto por Fer. Como su cumpleaños era el domingo y yo no lo vería hasta el lunes, decidí comprarle algo, como casi todo lo que le gustaba ya lo tenía, decidí comprarle algunos chocolates. Compre varios de ellos, ya que eran pequeños y los puse en una bolsa de celofán con pequeños papelitos de color morado y negro, ya que eran sus favoritos.
Al día siguiente, me baje de mi auto y espere a que saliera de la escuela para entrar a la rejilla. Al entrar me tope con que él me estaba esperando. Llegue y le di su regalo. Nos dimos un abrazo que no duro mucho, ya que un profesor nos veía.
Ese día la pasamos juntos hablando de su convención hasta que él se fue. Mi madre no tardo mucho en llegar por mí.
Al llegar a casa, me fui apresuradamente directa a mi cuarto, encendí la PC y me conecte a FB y me encontré con que estaba conectado. Inmediatamente le envié un mensaje.
Hola J
Hola, espera un poco
Espere un poco más de cinco minutos y cuando estaba resignada a desconectarme su mensaje apareció
¿Quieres ser mi novia?
Mi corazón se estremeció y el calor invadió mis mejillas, el sentimiento de emoción derramo la gota del vaso y siguió desfalcándose. Extrañada le respondí.
¿De verdad?
Si
Pero me habías dicho que te gustaba Fer
Es que no quería decírtelo
Entonces ¿Si?
¡SI!
J :*
Pero mañana debes decírmelo en la escuela
Está bien, nos vemos mañana Te quiero
Espere ansiosa por ese día, al llegar, me tope con él en la reja, pero no me dio ni una mirada. Fui al salón y les conté a mis amigas, todas pidieron ver la conversación, y se las enseñe en mi celular. También les conté que ni si quiera me había dignado la mirada al llegar.
Cuando menos lo imagine, mis amigas sonreían nerviosamente y miraban detrás de mí, me voltee y me encontré con él, me hizo una seña con la mano y lo seguí. Me miro a los ojos y me dijo.
-¿Quieres ser mi novia?
Yo sonreí y con mi voz temblorosa le respondí.
-Si
Me dio un abrazo, y después se escucho el timbre que indicaba el comienzo de la primera hora. Entre al salón de clases y espere al receso.
Cuando llego, Anuhar me esperaba fuera del salón, las chicas me dedicaron burlas al quedarme con él. Nos sentamos contra los salones separados por unos cuantos centímetros, yo tenía las manos en mi regazo, acerco una de sus manos y tomo la mía. Me miro a los ojos y pude sentir que comenzaba a quererlo.
Ya que su cumpleaños había sido el 27 de octubre, el mío era el 2 de noviembre nos separaba un lapso de 5 días. Era simplemente perfecto.
Ya que 1 y 2 de noviembre eran días libres no lo podría ver, y mis amigos y yo habíamos hecho planes desde hace meses. El día de mi cumpleaños conseguí chatear con él y me dijo que tenía un problema, pero no quiso decírmelo ya que era mi cumpleaños. Publico en mi muro y aunque fue corto me encanto.
Diana, estos pocos días que llevamos juntos han sido los mejores de mi vida, espero y Dios te bendiga con muchos años más de vida para poder estar juntos
Te amo
El lunes me encontré con él en la reja me dio un abrazo, pero su expresión era triste, le pregunte por el problema y me dijo que me lo contaría en el recreo. Estaba nerviosa pero necesitaba saberlo.
Llego al fin la hora y me fui con mis amigas a nuestro lugar de lonche. El pasó a recogerme y nos fuimos al área de salones y nos sentamos, yo me introduce en la red de la escuela y me conecte a FB. El comenzó a hablar.
-¿Recuerdas que has visto a mi padre el otro día?- asentí ligeramente- Bueno el nos ha visto juntos, y me ha prohibido estar contigo.
Mi corazón se hizo polvo y las lágrimas comenzaron a bajar por mis mejillas.
-Por favor no llores.
Se escucho el timbre y él me llevo a mi salón. Mis amigas llegaron y me abrazaron, lo echaron del salón como buenas amigas.
Los siguientes días continuamos hablando, pero no era fácil verlo.
Un día de esos estábamos hablando, cuando de repente de la nada salió el mensaje de
-¿Quieres volver a ser mi novia?
Me quede extrañada ya que yo había quedado algo dolida con nuestro rompimiento y había estado haciendo publicaciones en su contra, de hecho nos habíamos peleado en una ocasión.
-Pero….
-No me importa lo de las publicaciones
-Ok
-Entonces ¿Eso es un sí?
-Si J
Eso fue un domingo, y la semana entrante iniciaría la codiciada “semana Humboldt” en la cual se celebraba el aniversario de la escuela, todos amábamos esa semana ya que era la única semana del año en la cual perdíamos clase por estar en competencias de deporte, estas se hacían ya que los principales colores de la escuela eran amarillo y azul, y toda la escuela se dividía en ambos colores.
A mí me había tocado azul y a el amarillo, mientras que a todas las parejas de la escuela les había tocado el mismo color, toda la semana nos veíamos en casi todas las actividades e incluso en varias eran entre nosotros. El jueves estábamos chateando cuando de repente me dijo.
-¿Sabes en lo que estoy pensando?
-????
-Un beso
-jaja… ¿Cuando?
-Mañana en la clausura
El me había hablado antes de los besos, pero nunca tan seriamente
-Está bien
-J
-Pero ¿Por qué te importan tanto los besos?
-La verdad nunca he dado uno
-Escucha debo irme mi madre me llama adiós Te quiero
-Adiós Te amo
Ese viernes yo estaba nerviosa, aunque al parecer el tenia todo controlado, ese día nos era permitido llevar ropa casual, así que me solté el pelo y deje que mis rizos fueran libres, aplique labial rojo. Y me dedique a buscar mi mejor ropa. Termine llevando una blusa roja que dejaba mi espalda casi al aire, de no ser por la pequeña tela transparente, para que me permitieran la entrada, también unos pantalones de mezclilla negros y unas zapatillas rojas. Me enchine un poco las pestañas, aplique rímel y finalmente me puse un toque de mi perfume de ocasiones especiales.
Al llegar al salón me encontré con un Anuhar expectante, con unas rosas de un rojo solido. Me acerque a él y me abrazo, en medio del abrazo me levanto y me dijo:
-Te amo, eres el amor de mi vida, tengo la novia más hermosa del mundo
Me bajo y todos estaban alrededor nuestro suplicando por un beso, pero ambos terminamos sonrojándonos, y sus amigos llegaron y se lo llevaron.
En receso fuimos con su amigo Marco y mi amigo Panchis a una de las áreas verdes, ambos nos sentamos en la base de uno de los grandes robles que estaban sobre nosotros. Yo comencé a hablar con Marco y antes de que me diera cuenta el tenia sus labios sobre los míos, la emoción invadió mi cuerpo y mi mano fue directa a su pelo, sus manos se situaron en mi cintura, e inmediatamente me recordé a mi misma que era su primer beso, así que intente no ir muy rápido. Las estrellas siguieron desde mi estomago hacia el resto de mi cuerpo. La sensación era tan cálida. Cuando abrí los ojos me di cuenta de que me miraba fijamente con sus ojos verdes.
Voltee mi vista hacia Marco y Panchis y note que ambos tenían sonrisas en las cuales mostraban todos sus dientes. Llego la hora de revelar al ganador de la “Semana Humboldt”, finalmente gano el azul, pero lo más importante es que durante la premiación, Anuhar se sentó de piernas cruzadas y yo estaba acostado en sus piernas y en el momento de la premiación hubo más besos.
Finalmente toda la escuela nos conoció por nuestros besos, tanto que hicieron un concurso de besos el cual ganamos.
Las siguientes tres semanas la pasamos juntos, y los jueves que teníamos la ultima hora juntos, no escapábamos de clases e íbamos a salones solos a pasar el tiempo, o más bien, ustedes ya saben lo que hacíamos.
Llego la temporada de navidad y el departamento de artes inicio a planear una obra, el consiguió un gran papel, pero ya que yo soy un poco penosa, no quise interpretar un papel y me quede en utilería. Uno de los días de ensayo yo estaba pintando una manta con Marco y Panchis. En un momento Marco y yo estábamos en una guerra de pintura. Gran cantidad de mi pelo termino llena de pintura, corrí para despintarlo pero Marco llego corriendo detrás de mí y me cargo y comenzó a darme vueltas. Cuando termine de despintar la mayoría de mis cabellos Salí del baño y me encontré con Anuhar, lo salude y le dedique una sonrisita.
-¿Cómo es que puedes ser así?
-¿Cómo?
-¿Tu y Marco?
-¿Qué?
-Sabes a lo que me refiero
-Solo estábamos jugando
-Eso no es lo que parecía
-Lo siento
-No logro entenderte
-Te he dicho que lo siento, ni siquiera he pensado que lo tomaras así, debería ser yo la que se enoje al verte con todas tus “fans”
Su cara cambio de furia a dolor. Su simple gesto me hizo condescender con él.
-Lo siento
-Está bien
-No es tu culpa ser tan guapo
-Lo sé…
Vamos por la escuela tomados de la mano, y noto como todas las miradas se quedan en nosotros. Amo este sentimiento de saber que él es mío. Llegan vacaciones de navidad, el ultimo día de clases, no lo veré por dos largas semanas.
Hoy iré a casa de Anuhar a conocer a sus padres, me iré con mi amiga Odette que es vecina de Anuhar y me hará el favor de ser mi coartada. Estoy tumbada sobre las mochilas, con su brazo cubriendo mis hombros. Tengo una pequeña maleta que contiene todo lo que necesito.
Anuhar está a punto de irse, pero antes de salir por la reja le dice algo a sus amigos y vuelve hacia mí, todos sus amigos se ponen alrededor de nosotros. El se acerca a mí y une nuestros labios en un dulce beso.
-Te veré esta noche
-Y yo a ti
El desaparece entre los carros y después de un rato llega la madre de Odette, es un largo camino a su casa. Llegamos y Odette me dirige a su cuarto, nos tomamos unas cuantas fotos y las subimos a FB, recibimos algunos likes y comentarios y después su madre nos llama para comer, terminamos de comer y ayudamos a su madre a recoger la mesa. Y subimos a ver una película.
Cuando termina la película, me doy cuenta de que es hora de comenzar a arreglarme, Anuhar me dijo que era una cena tipo gala, aunque fuera en su casa. Me introduzco en la ducha y cubro mi piel con  una loción de mi perfume de ocasiones especiales. Cuando salgo decido arreglar mi pelo antes de introducirme en el vestido. Lo dejo suelto y uso mi crema de cacao para hacer que los rizos se enrosquen un poco más de lo normal. Me aplico un poco de rubor, enchino mis pestañas, les aplico rímel y claro un labial, de hecho mi favorito y finalmente unas sombras ligeras color purpura.
Mi amiga Odette llega con mi vestido, me introduzco en él y noto que se ve mejor puesto que en el maniquí, y finalmente unos tacones plateados.
Se escucha el extraño sonido del timbre y se quien me espera. Debo reconocer que me encuentro algo nerviosa por lo de hoy. Salgo y me encuentro con mi guapo novio que aunque lleve tacones del 10 me saca al menos 7 cm salgo con una sonrisa. Me toma la cintura y me da un beso, se da cuenta de mi labial y se frota los labios.
Odette nos toma algunas fotos y después nos vamos a su casa.
Cuando llegamos no puedo creer que sea de él, entramos por un pequeño caminito de rocas hasta que llegamos a la gran puerta de madera tallada de la entrada, entramos y veo que está lleno de muebles elegantes y su casa esta impecable.
Me encuentro con su padre, un hombre de hombros anchos y alto. Tiene algunas canas en la cabeza, pero la verdad es que para ser de su edad es un hombre guapo. Al final de la escalera viene bajando su madre, una mujer hermosa de cabellos rubios y de figura esbelta.
-Mama Papa ella es Diana, mi novio
-Un gusto conocerlos
Ambos me miran y después su madre dice.
-Cielos, mi hijo tiene suerte
-Sí que la tiene- dice su padre
-Oh sí, mi novia es la más hermosa de las mujeres, claro ella y tu mama empatan.
Me guiña un ojo y el color sube a mis mejillas.
-¿Qué les parece si nos dirigimos al comedor?
Todos caminamos y entramos y nos encontramos con el olor de la comida, su madre comienza a servirnos y nos la pasamos toda la cena hablando. Cuando terminamos Anuhar me llevo a casa de Odette.
Al día siguiente mis padres pasarían por mí alrededor de la una de la tarde. Así que pase toda la mañana con él. Nos la pasamos hablando o jugando o simplemente besándonos.
-Mis padres quedaron impresionados contigo
-Tus padres me encantan
Antes de dejarme en casa de Odette me dio un largo beso y me dijo.
-Te amo, estas dos semanas sin ti serán las peores y más largas de mi vida.
Esa fue la primera vez que pronuncie las palabras.
-Te amo
Ya que tengo la creencia de que esta palabra es la muestra de amor incondicional y solo se debe decir si en realidad se siente.
Las siguientes dos semanas nos la pasamos en video chat o en miles de mensajes de conversación. Pero aun no logro olvidar una de las más importantes
-Acabo de escribirte un poema
-J ah sí?
-Una lagrima mía cayó al mar, hasta que la encuentre te dejare de amar
El primer día de clases llego al igual que nuestra primera vista, me estrecho en sus brazos al punto de cargarme y darme un beso. Al siguiente día lo vi cargar a una chica, lo peor es que ella era en realidad atractiva, discutimos mucho y al final sus palabras fueron
-Ya no aguanto. No puedo creer que tus celos logren cegar nuestro gran amor.
-¿A qué te refieres?
-Ya lo sabes
-Por favor no
-Lo siento
Así termino todo, una semana después le di una carta:
Hola
He querido escribirte la carta antes, y arreglar lo nuestro, pero de verdad pienso que ha quedado claro que entre nosotros no hay más opción. He pensado mucho en lo que has dicho y me he dado cuenta de que es verdad lo que me has dicho.
En este momento mi deseo más grande es volver contigo, no sé cómo he podido estar tan ciega. Perdón
De coraçao para coraçao
Eu te amo
Al momento de dárselo me miro con una cara de desentendimiento.
-No quiero aceptar eso
-Por favor
Me miro algo decepcionado. Puse la carta sobre sus manos y a propósito toque un poco sus dedos, pero no me di cuenta de que eso dolería tanto. Las lagrimas comenzaron a llenar mi vista, pero antes de poder marcharme me dijo.
-Mis padres me han dicho que soy un idiota por dejarte.
-Siento darte problemas
-Si los problemas tratan de ti, está bien.
Pase dolidamente aproximadamente otros dos meses, un día yo estaba compartiendo el lunch con mis amigas. Y lo vi acercarse. Me hizo una seña para seguirlo, pero no estaba segura de que me lo dijera a mí así que no hice nada hasta que se acerco a mí, me ayudo a levantarme y me lleva al lugar de nuestro primer beso.
-De verdad siento la manera en que todo paso
-No te preocupes solo así me habrías quitado de encima de ti.
-He… He oído que sales son otro chico.
-La verdad es que no, hay varios chicos que me han invitado, pero no me siento preparada aun.
-Bueno quiero que tengas esto.
Era un pequeño bloc de dibujo, color negro con mi nombre hecho a pintura blanca, la verdad era su estilo dar cosas así.
-Gracias
-Por favor ábrelo cuando me haya ido.
-Está bien.
Regrese con mis amigas y ellas me hicieron burla por querer volver con él. Aunque sé que terminamos de una mala manera, de verdad me gustaría volver con él.
Al llegar a casa me cambie las ropas y me decidí a abrir el bloc.
En el momento de abrirlo me encontré con muchos dibujos de mí, de nosotros. Eran los dibujos más hermosos que jamás haya visto. Al final de todas las páginas había un pequeño mensaje.
Hola
Te he hecho esta carta el mismo día que terminamos, pero no estaba seguro de dártela, me he dado cuenta que el error era yo, como pude atreverme a hablarte así, como pude terminarlo de una manera tan mala.
Pero al ver la carta que me diste, me di cuenta que no valía la pena seguir intentando, hasta hoy que descubrí que mi vida sin ti no es nada, comprendo si no quieres volver conmigo, pero debía intentarlo.
Te ame, te amo y te seguiré amando.
Me sentí nerviosa al llegar a la escuela. Me había arreglado para verlo con mi pintalabios y pestañas. Claro un peinado bien mono y mi perfume. Pero él se veía radiante. Llegue a mi salón y deje mis cosas. Uno de sus amigos me llevo fuera y me encontrar a Anuhar con un gran peluche a su lado y un ramo de flores al otro.
Se incoó en una rodilla y saco una pequeña caja de su bolsillo. Me dijo.
-¿Quisieras tu ser mi amor eterno, mi chaparra, mi alegría, la dueña de mi corazón?
Abrió la caja y dentro había una pequeña sortija, era hermosa. Con un hilo de vos le dije.
-Si
Me puso el pequeño anillo, y en mi mano se veía aun mejor. Me cargo y me dio un beso, que fue el sello de nuestro amor. Y me dijo:
-Creía que no te quedaría, pero no recordaba los finos que son tus dedos.
Su comentario me hizo reír un poco. Y lo volví a besar. Sus labios eran suaves y sabia a menta y yo no podía creer que su menor toque provocara grandes cosas en mi interior, finalmente le dije.
-Te amo
-Yo te amo más
Fin del escrito! Gracias pato por compartirnos tu historia :)

 Escrito 2, Concursante 2
autor: +Claudia Gutierritos
titulo: Sonreir fuertemente.
Acurrucada en una esquina de la ducha, con el agua cayendo a chorros a mi espalda. Sin poder calmar el llanto que brota por mis mejillas. Estoy cansada de fingir que no pasa nada. De tener que tomar con tanta calma las agresiones de los demás. Caminar con la frente en alto, ya no se me da. Fingir que no pasa nada. Algo paso este día, que no puede aguantarlo como los demás. Ya han pasado un par de días, y las agresiones siguen. Muchos se dan cuenta, pero nadie hace nada. Todavía lo recuerdo, como si aun lo estuviera viviendo.Ese día que comenzó. 
Sentada en mi pupitre del rincón, con un libro entre las manos. Leyendo como acostumbro hacer. Una nota llega a mi pupitre, "Gorda", "Fea", dibujos obscenos y entre otras palabras que prefiero no mencionar. Solo agacho la mirada, miro a la ventana y, una lagrima cae en la pagina de mi libro. El profesor se da cuenta pero calla. Que valiente. Tiro la nota, las miradas me fulminan. Sus risas en alto, sus burlas, susurran a mi espalda. Y se que están hablando de mí. Me quito las lagrimas de los ojos, levanto la mirada, respiro profundo y al mirarlos, solo sonrió fuertemente. Se que no les gusta que los rete de tal forma, o que les da igual, de todos modos no van a parar. Pero no deben verme débil, aunque se que se dan cuenta. Creo que soy demasiado orgullosa y tonta, para dejar que me molesten de tal forma y no hacer nada, y fingir que no pasa nada. No los entiendo. Yo nunca les he hecho algo. Pero eso no evita que pase la hora. Y sus burlas sigan escuchándose en mi oído. Sus dedos apuntándome. Yo solo me quedo petrificada en mi asiento, leyendo con la mirada escondida. No puedo evitar que una y otra lagrima salga. De vez en cuando escucho mi nombre. Mi nombre en boca de todos, de esta manera... Pero, ¿que es lo que hice mal? En fin, yo puedo con esto. Salimos a receso, como siempre soy la ultima en salir. Aun con mi libro en manos. Veo a ese chico de otro grupo. El que tanto me gusta desde hace un par de años. El que nunca me hará caso, ¿por que? Por que soy invisible. Eso no evita que no pueda verlo. Y lo bueno, es que el ni si quiera se da cuenta. Voy como todo los días a la banca junto a ese gran árbol. En una parte de la escuela a donde nadie va. Hoy no llego mi mejor amigo, estaré sola. Sigo mi lectura y, de la nada alguien me toma por atrás del cabello. Me tapa la boca y me lleva arrastrando por la escuela. La misma que me lanzo la nota. Otra me tira mi libro. Olvidado en la tierra, creo que eso es lo que mas me duele. Llegamos al baño de chicas y una me sujeta por la espalda, me aprieta. No dicen ni una palabra y solo se ríen. Otra por delante me ahorca y me da un puñetazo en la cara. Siento como la sangre escurre por mi boca. Me rompió la nariz.   Otra me jala el cabello por la parte de atrás. Me empieza a golpear el estomago, me toma con ambas mano y me ahorca. No puedo respirar, siento como el aire se me va. Mi corazón palpita. No puedo hacer nada. De pronto me suelta, me tiran al suelo. No tengo fuerzas. Tocan la puerta. Al fin, alguien me puede ayudar. Me equivoco. Es otra de ellas, que llega con algo en manos. Mi libro. Cierran la puerta de golpe al dejar que ella pase. Me levantan y me tiran al centro del lugar. Me empiezan a patear. Por un costado. Por todas partes. Siento el dolor pasando por todo mi cuerpo. Una me levanta y me tira en la esquina. Casi inconsciente. Trato de levantarme. Pero no puedo. Una llega y me golpea en el rostro. Me golpean con tanto odio, pero no se por que me odian tanto para hacer esto. Una la detiene y la hace para atrás. Asta el momento no he llorado. Esa misma que hizo para atrás a su amiga.  Toma mi libro en sus manos y lo hojea. Siento la necesidad de levantarme y arrebatarlo de las manos. De nuevo, no puedo. Empieza a arrancar las hojas de mi libro y me las tira. Tira mi libro al suelo y lo aplasta. Otra lo levanta y me lo tira en la cara. Me han dado donde más me duele. Lo tomo entre mis manos, junto con las hojas que puedo y empiezo a llorar. Agacho la mirada. Y simplemente escucho, "Si dices que te paso, te va pasar algo mucho peor." Escucho sus pasos, salen del baño. Cierran la puerta de golpe. Dejándome ahí dentro. Escupo sangre al suelo y me desmayo. 
Me despierto, lo primero que veo es un techo blanco. Muy diferente del baño donde estaba. Miro al mi alrededor y estoy en el hospital. Tengo agujas por todas partes. En un sillón recostada esta mi madre. Entonces entra a la habitación un doctor. Que me mira sorprendido. 
- ¿Como te sientes niña? Yo soy tu medico. -dice el. 
- Pues no se... ¿Que hago aquí? -logro decir entre jadeos. 
- Haz estado todo el día internada. Y parte de ayer. No sabríamos cuando ibas a despertar. Llegaste muy golpeada e inconsciente. -responde- Al parecer te paso algo en la escuela, te encontraron en el baño de tu escuela muy herida. En un esquina. Y de inmediato los profesores te trajeron aquí. Te pudo haber dado un infarto, ¿lo sabes? 
No respondo. Si, tengo problemas del corazón. Es raro que una chica a mi edad los tenga. Y se que debo tener mucho cuidado. Pero no es mi culpa que me hayan golpeado sin motivo. Al ver que no respondo. El se retira con una simple despedida. Pasan las horas y mi madre preocupada despierta. Me pregunta que ha pasado y, tengo que mentir. He pensado en donde esta mi libro. Pero no puedo ni si quiera preguntárselo. Pasa un rato y me dan de alta, llego a mi casa. Mi madre sigue preocupado, pero ni si quiera puedo mirarla a los ojos. Si le pregunto por mi libro y ella no sabe, se que la voy a molestar. Era el libro de mi abuelo. El código da vinci. Me ayuda a subir a mi habitación, claro que antes de eso. Abrazar a mi perro con ganas. Ya en mi habitación ella me vuelve a hacer las mismas preguntas, yo no respondo. Por ultima vez, pregunta si no necesito algo. Niego con la cabeza. Y respondo que solo quiero dormir. Se retira. Me acuesto en mi cama, y empiezo a llorar. Como nunca antes lo había hecho. Y me quedo dormida. Al día siguiente, sábado. No tengo ánimos de nada. Ni si quiera de comer, mi madre sale de viaje, sin antes poder preguntarme si necesito algo y como me siento. Le digo lo que quiere escuchar. Y ella se va, me deja con la muchacha que me hace el desayuno, la comida y la cena. No como. Cuando por fin se va. Solo bajo a ver a mi perro. Se alegra de verme y me mira con esos ojos que solo el tiene y me pueden calmar. Subo a mi habitación con el en brazos. Es muy pesado, pero no me importa. Aun me duelen los golpes y tengo moretones en todo el cuerpo. La nariz rota y la ceja también. Me recuesto en la cama con el. Entre mis brazos y caigo dormida. 
Al día siguiente mi perro no esta conmigo. Quizás bajo. Me pongo a leer. Cuando al fin acabo. Me meto a la ducha, no sin antes entrar en el computador. Ya que no encuentro mi móvil. Cuando entro tengo mensajes. Los reviso y son de esas chicas. Una me mando un vídeo, cuando me golpearon. Otra me mando una amenaza. Otra, subió fotos a la red. Me veo horrible en las fotos, golpeada. Débil. Pero eso no es lo peor, lo peor es que casi toda la escuela y asta gente de más las han visto y han comentado. Todos se están riendo y burlando. Asta el chico por el cual estoy enamorada. Le dio me gusta. No logro evitar las lagrimas y salgo corriendo a la ducha. Me meto con todo y ropa y dejo que la agua caiga sobre mi rostro. Me tiro al suelo de rodillos con las manos apoyadas en el suelo. Llorando. Me acuesto en el suelo de la ducha llorando, tapando con mis manos, mi rostro. Estoy acurrucada en la esquina. La agua cae por mi espalda. Muchas veces antes me habían agredido, pero esta vez llegaron a un extremo muy alto. Cada vez va empeorando en grande. Un día van a matarme y lo peor de todo es que no puedo hacer nada. Las lagrimas caen por mis mejillas. Me arden los ojos. Grito de dolor y coraje. Nadie me escucha. No hay nadie. Pero no, no puedo permitir que sigan con esto. Ya me canse. Salgo de la ducha, escurriendo la agua por todo el baño. Busco en un cajón unas pastillas para dormir. Dejo un puñado en mi mano y miro al espejo. Soy un monstruo. Soy horrible. Me meto las pastillas de un puñado a la boca y las trago. Ya no puedo sonreír fuertemente. Caigo al suelo. Tengo mucho sueño. Antes de poder cerrar por completo los ojos. Escucho a mi perro rascar la puerta pero es muy tarde. Cierro los ojos y solo sonrió. 

Fin del escrito.

titulo: no definido.
22/06/2013

Si Marta supiera lo que estaba a punto de suceder, no estaria ahi. Con sus amigos, hablando de los pendientes que un amigo se acababa de hacer o de las ganas que tenia de ir a Albacete y cojer los quats.  Esa tarde havia comido una especie de tortitas con nuttella en casa, se la havia dado su madre cuando ella habia preguntado por su perro.
-Está con tu hermano, an bajado al descampado a pasear. No llegues tarde-fue su única respuesta.

Cuando la llamó para preguntarle si podia llegar tarde esta no respondió, asi que fue corriendo para el parque. Se encontró con sus hermanos y las amigas de su madre con sus críos. Pero no estavan ni su padre ni su madre. 

Al llegar, vio que su perro no estaba, y pregunto por el. Pero la triste respuesta la mató por dentro. Su mejor amigo se habia ido. Simplemente havia desaparecido, una furgoneta blanca le habia quitado la vida. De repente vivo y en un instante muerto. No dijo nada a nadie. No salió de una semana de su habitación. No dejó que barrieran el suelo, no sin antes haber recojido todos los pelos de su perro y a hacer muchos dibujos de su pequeño difunto al que le faltaban cuatro dias para cumplir los siete meses. 

Y este fue su primer dia de verano sin clases.
 Sin Curt.

Bueno, pues wayra ya tienes tu historia. 

Esto me paso de verdad, Curt era un perro negro con manchas blancas medio american blue, medio american standford. Y era el mejor perro dep mundo.

En memoria de Curt
26/12/12-22/06/13

Siempre te amare.
Van<3

4 comentarios:

  1. Oh, la historia de Pato es muy buena. Pero se me izo eterna hahah
    Besos :*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. lo siento esq es veridica y bueno eso fue lo mas que la pude acortar :)

      Eliminar
    2. No importa, es buena. Me encanto. :*

      Eliminar

¡Hola!
Me encantaría que dejaras un comentario, me esfuerzo mucho para hacer estos artículos o escritos, y no me vendría mal que de vez en cuando dejaras tu opinión.
¡Anímate a comentar!
Gracias por leerme, besos^^
wayra♥

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...