20 de octubre de 2013

Capitulo 7

Capítulo 7!!! sip... ya a  los juegos...
hay veces que tienes que ser tu propio heroe...

Chicos me alegro en decirles que aquí esta el capt. 7:) y que a partir de ahora las fotos tendrán una frase:) Espero que les guste el capt. y que no me maten después de que lean el final;) una brazo:
wayra♥

Martes 19 de abril. 70 años después de los Días Oscuros.

Me despierto de manera sobresaltada, observo a Finnick a mi lado, esta despierto y me mira entristecido, se que hoy es el día y que no hay marcha atrás  no quiero pararme de la cama, estoy calentita, y se que es temprano, pero de igual modo, se que no habrá manera de conciliar el sueño, Finnick mantiene sus brazos alrededor de mi, sin hacer ademan de retirarse, me acomodo, y suspiro.
-No falta mucho...-susurro con pesar.-Como crees que sera la arena?-pregunto atolondrada.

-No lo se Annie, tan solo se que no sera agradable, pero yo, te juro por mi vida, que saldras de alli viva, y no tiesa y blanca como la tisa-solto Finnick con amargura. Me mira por un instante a los ojos, y se para, se aleja de mi dando vueltas, nervioso, por la habitacion, eso hace que yo me comience a desesperar. 

Me levanto de un brinco de la cama, y me pongo de pie, tensa, Finnick se me acerca, y ciñe sus brazos en mi cintura acercándome a el, yo no pongo resistencia, rodeo su cuello con mis brazos lentamente, de una manera delicada.
 Y el, como si ya lo hubiera hecho muchas veces, acerca su rostro hacia mi, mirándome de manera amorosa, cierro los ojos y me besa, siento el contacto con sus labios, como estos y los míos  forman una danza muy  tierna, una especie de corriente eléctrica recorre mi cuerpo, cuando acabamos lo abrazo mas fuerte.

-Tengo miedo Finnick- digo, ahogando un sollozo, las lagrimas escocen mis ojos, y luchan por humedecer mis mejillas, pero yo resisto, pero una lagrima, logra escapar y corre, rauda, por mi mejilla. 
-Miedo de morir?-inquiere Finnick.
-No... miedo de no verte mas-
-Tranquila hermosa, que eso no pasara, te quiero, y mucho, lo sabes-
-Yo también te quiero-no digo mas porque tengo un nudo en la garganta, aparte de que si abro la boca lo único que van a brotar son sollozos. La puerta se abre de un momento a otro y entra Gats, deslizándose al interior de la habitación.

-Es hora Annie, si quieres el te puede acompañar-mueve la cabeza en la dirección de Finnick, me doy cuenta de que estoy ruborizada, y me volteo hacia otra parte-Vente así como así, en pijamas-mis pies comienzan a caminar hacia la puerta antes de que yo tome conciencia de lo que hago, Finnick me sigue de manera torpe, aun en pijamas.

Avanzo con las mejillas aun coloreadas, sin mirar a mi chico a los ojos, de pronto choco con algo duro, avanzo atontada hacia atrás  y Finnick me pasa el brazo por la cintura para que no me valla a caer, me veo con lo que me he golpeado; una pared. Me vuelvo a sumir en mis pensamientos, esta vez estoy tomada de la mano de Finnick, llegamos a la entrada de una aerodeslizador...nunca he subido a uno pero no puede ser tan malo, cuando me tomo de la barandilla  una corriente hace que me pongo tiesa y erguida como una vela.
Al llegar arriba me alejan de Finnick, el se va a un lugar con Gats, y yo a otro, llego a una sala sonde me esperan todos los demás tributos, todos están serios, Lukas no me dirige ni siquiera una mirada de soslayo, me siento rápidamente y una mujer se acerca y me inyecta un dispositivo.
Todo el viaje desde el despegue hasta que el aparato aterriza, nadie habla, me comienzo a poner nerviosa a la hora de bajar, a cada tributo lo mandan a una sala distinta, todo en el edificio al que llegue es blanco, ye eso me crea ansia, comienzo a morderme el labio con insistencia, me paro frente a la puerta que me indican y espero a que alguien me abra, nadie lo hace, así que yo misma empujo la puerta.  

Allí esta Finnick, corro a sus brazos, el me toma por la cintura con fuerza y yo ciño mis brazos alrededor de su cuello... no tengo intención de soltarlo, volteo a mi derecha y reparo en que Gats esta en la habitación  me separo un poco de Finnick y me dirijo a Gats, que tiene la mano extendida mostrándome un traje, me indica que me lo pruebe, paso al compartimiento del baño.

Observo el traje después de quitarme la ropa, deslizo por mis piernas la suave pero resistente tela de los pantalones, y noto que sirve para preservar el calor, pero que se seca rápido, me pongo una camisa de manga tres cuartos del mismo material, que preserva el calor y que seca rápido ..me pregunto que clima sera... arriba me hecho una chamarra mullida, y muy calientita, salgo del cuarto de baño, Gats y mi novio me miran con fijeza, eso me produce nerviosismo.

Observo la amplia estancia, un sillón blanco, igual que el resto de las cosas incluso de la pared, esta situado en la mitad del lugar, y al final de la sala hay un tubo, largo y ancho, en el que yo quepo perfecto, me recorre un escalofrío, eso es lo que me dirige a la arena.

-Estas cómoda?-me pregunta Gats, y me tiende unos zapatos, son tenis con antiderrapante.  
-Si...-miro nerviosa a Finnick que me devuelve la mirada con una sonrisa, tratando de parecer calmado y sereno, no es bueno para mentir, no me  convence.

Gats sale de la habitación con un bufido, ya acabada su labor supongo que se puede retirar, Finnick camina despacio hacia mi, yo me quiero acercar a el pero mis piernas no responden, el llega a mi y me toma de la mano, de pronto se escucha que ha empezado la cuenta regresiva para que entre al tubo... 60...59...58...

Nos dirigimos al tubo, y parados justo al frente de este, tal y como hizo en la mañana, me toma por la cintura y me acerca a el, yo paso mis brazos por su espalda, y el se acerca para besarme, yo me acerco mas, y nos besamos... podría ser la ultima vez, una sensación de calidez me recorre, siento que solo existimos el y yo, cuando finalizamos, noto que el contador ya va en 35, me pongo nerviosa y me muerdo el labio, el me pasa la mano por el cabello como gesto tranquilizador.

-te quiero-me dice con ternura, y entiendo que es muy pronto para que me diga "te amo", no puede pasar tan rápido, ni siquiera le creería  siempre hay un te quiero antes de un te amo.
-Yo también de quiero-lo abrazo muy fuerte lo mas que puedo, tengo miedo de no verlo mas, escucho el contador en el segundo 8, y Finnick me indica que entre al tubo, aun no suelto su mano y lo veo de frente...
De pronto un cristal cae sobre nuestras manos obligándonos a soltarnos, ahora no tengo manera de salir de aquel tubo, la desesperación me inunda y comienzo a gritar el nombre de Finnick, el grita el mio, siento como la base comienza a elevarse, las lagrimas quieren aflorar en mi cara pero no lo permito, veo al frente con el mentón en alto, paso saliva, y salgo al aire libre... ya no hay marcha atrás... estoy dentro de la arena.
Wayra♥
h

6 comentarios:

¡Hola!
Me encantaría que dejaras un comentario, me esfuerzo mucho para hacer estos artículos o escritos, y no me vendría mal que de vez en cuando dejaras tu opinión.
¡Anímate a comentar!
Gracias por leerme, besos^^
wayra♥

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...